El legado

«Para Sissy Miller». Gilbert Clandon tomó el prendedor de perlas que estaba entre el montón de anillos y prendedores sobre la mesita de la sala de estar de su esposa, y leyó la inscripción: «Para Sissy Miller, con cariño». Era tan típico de Ángela, acordarse hasta de su secretaria, Sissy Miller. Pero qué extraño era, … Leer más

Una casa encantada

A cualquier hora que despertaras siempre había una puerta balanceándose. Iban de habitación en habitación, tomados de la mano; levantando aquí, abriendo allá, asegurándose… Una pareja de fantasmas. «Aquí lo dejamos», dijo ella. Y él agregó: «¡Oh, pero aquí también!». «Está arriba», murmuró ella. «Y en el jardín», susurró él. «Con cuidado», dijeron, «o los … Leer más

La sociedad

Así comenzó todo. Éramos un grupo de seis o siete reunidas después del té. Algunas miraban hacia la sombrerera de enfrente, donde las plumas rojas y las pantuflas doradas seguían iluminadas en la vidriera; otras dejaban pasar el tiempo construyendo pequeñas torres de azúcar en el borde de la bandeja del té. Pasado un momento, … Leer más

La duquesa y el joyero

Oliver Bacon vivía en el piso más alto de una construcción con vista a Green Park. Tenía un apartamento; las sillas ubicadas debidamente en las esquinas, sillas tapizadas en piel. Los sofás estaban debajo de los salientes de las ventanas, sofás tapizados en tela. Las ventanas, las tres largas ventanas, adecuadamente provistas de delicado visillo … Leer más

Juntos y separados

La señora Dalloway los presentó; «te encantará» le había dicho. La conversación empezó minutos antes de que alguien dijera algo, pues ambos, el señor Serle y la señorita Anning, miraron el cielo y en sus mentes éste derramaba su sentido de modo muy diferente, hasta que la presencia del señor Serle a su lado se … Leer más

Lappin y Lapinova

Estaban casados. Todavía se escuchaba la marcha nupcial. Había palomas revoloteando y niños con chaquetas Eton arrojaban arroz. Un fox terrier corría por el sendero. Ernest Thorburn conducía a la novia hasta el coche atravesando esa pequeña y curiosa multitud de completos extraños que siempre se reúne en Londres para compartir la felicidad o la … Leer más

Momentos de vida. «Los alfileres de Slater’s no tienen punta».

Los alfileres de Slater’s no tienen punta, ¿no crees lo mismo? —dijo la señorita Craye volviéndose mientras el clavel se desprendía del vestido de Fanny Wilmot. Y Fanny se inclinó —los oídos llenos de música— a mirar el alfiler en el suelo. Las palabras de la señorita Craye, que interpretaba el último acorde de la … Leer más

A %d blogueros les gusta esto: